September to Remeber…

September 25, 2016

SEÑORAS Y SEÑORES, CON USTEDES…

Se despide, como si nada, el mes de Septiembre. Como una señora que lleva unas copas encima y no se quiere ir por la puerta frontal pero se va con toda la certeza de que caló hondo y como quiso, de que entró sin pedir ningún permiso y se fue de la misma manera… nadie a quien preguntar.

¿Nos quedó claro acaso que no tenemos ningún control de nada?

O mejor aún…¿Que no lo necesitamos?

Cuando toco la simplicidad más grande, así de enorme es el esfuerzo que tengo que hacer para tratar de ordenarla… y más aún, encontrarle un sentido a dicha acción.

Volver atrás de éste Septiembre es imposible, disimular se vuelve difícil.

-September to Remember, please.-

Este noveno mes nos pone en una posición de baile interesante, nos permite estar arriba y abajo (o adentro) al mismo tiempo…Sabemos qué generoso puede ser ese movimiento…para los actores de la película, digo.
Y con suerte quizás nos dio la posibilidad de observar la película desde afuera del guión, también, como espectadores sentados
en las butacas VIP.

El 9 (noveno mes) lo ve todo de arriba, es la cámara o la luz en cenital, el águila que sobrevuela y tiene “la big picture”. Ve todas las posibilidades y sabe que si ésas son todas las posibilidades que existen dentro de la Energía, deben existir otras cosas aparte de ésta dama de piernas largas.

El 6 (porque Virgo representa la sexta casa del horóscopo) nos da una lupa del sistema hacia adentro, nos permitió ver el patrón desde cerquita (es lo mismo que hace el 9, pero al revés) quizás una última oportunidad de verlo pero ahora siendo consciente de nuestros viejos anteojos a punto de quebrarse por la aguda frecuencia del 9 que baja como rayo… Si no hay 9 que acompañe el 6 (o viceversa), si no podemos hacer el zoom out además del zoom in…la lupa puede volverse agotadora…se los dice una chica con ascendente Virgo.

El movimiento de la conciencia que hace éste sexto signo en el zodíaco nos habla de cuando el individuo (que acaba de nacer como parte independiente del Clan en el signo de Leo) se reconoce como una minúscula parte de un sistema más basto, tan basto que hasta dimensionar esa pequeña gran ignorancia, esa obviedad que siempre estuvo, le da vergüenza….entonces se vuelca en búsqueda de ser Iniciado.

Porque cree aún que hay algo en el exterior que le dará más ordenamiento, más sentido, más seguridad a su sistema, (de ahí también la obsesión de Virgo con la purificación y la “salud”). Busca al maestro porque aún tiene pavor de buscar adentro y entender que ni dentro ni fuera tiene ningún control sobre el fractal que representa, que representamos…

Virgo puede fácilmente caer en la ilusión del servicio de “mejorar”a la sociedad. Pues esconde un pequeño secretito que a veces le da mucha culpa sentir…Sabe que las Fuerzas Individualizadoras del Día y las Fuerzas Unificadoras de la noche están por llegar a su Equilibrio Total en el Equinoccio cuando se eleve el Punto Libra, sin embargo, aún hay miedo a la Noche… que aquí en el Norte crecerá hacia el Otoño y en el Sur decrecerá en la Primavera.

Aún hay miedo a fundirse con el otro y secretamente el Iniciado de Virgo busca volver a su aldea segura y confortable(a Cáncer, el 4) y convertirse en un común otra vez…Incluso llega a desear lo que sigue a al clan…la inociencia ególatra de Leo (el 5), creyendo que el mundo es para y desde él.

Pero, les repito, de Septiembre no hay vuelta atrás…lo visto, visto está.

Ya estamos en el tren, es un hecho, sólo resta observar el paisaje, alivianarse.

Las viejas rocas ya nos dijeron todo lo que tenian para decirnos, hemos agotado los motivos de guerra hasta el aburrimiento…sólo para no dejar, ni un momento, de repetir la historia personal, la importancia de capturar el instante pasado porque por algun extraño mito creemos que nos develará la llave para descifrar éste gran universo que creemos que no entendemos…otro mito.

Septiembre nos terminó de desvestir, sin permiso pero con una habilidad imperceptible…Admirable trabajo… A mi me dejó boquiabierta sin otra posibilidad que aflojar TODO:
dudo de si tiene algún sentido estar escribiendo ésto, me cuesta estudiar, contestar los mails, me cuesta priorizar cualquier cosa que no sea observar lo que sucede en el momento presente…lo demás es demasiado. Encontré un parámetro: Lo que me da placer, lo hago.

Why not?

Pasaron millones de cosas, a todas las personas que conozco les pasó al menos una cosa totalmente inesperada en Septiembre…accidentes, viajes, enamoramientos súbitos, nuevos amigos que salen de la nada, grandes caídas…de veintes…

Me tocó estar en una mesa redonda de Espiritualidad y Salud, en un Encuentro de Terapeutas. Fue muy interesante la experiencia…La pregunta que teníamos que responder los que hablábamos, me sembró una gran duda.
El tema me gatilló una síntesis (en forma de preguntas) de todo lo que había experimentado en el mes:

¿Cómo acortar la distancia entre la Conciencia y la Cotideanidad?

Y las preguntas que me surgieron fueron:

¿En qué momento nos creemos que existe tal distancia?…

¿Fue cuando nos olvidamos que vinimos a observar ésa cotideanidad?

¿Que no TODO se ve penetrado en sus hebras más finas por la Conciencia?

¿Cuándo nos creímos el remake del remake del remake porque ya nos daba mucho miedo salir del cine?

¿De verdad en algún momento fue necesario para sobre-vivir jurar una lealtad a un viejo mueble, a un estado-nación, a una familia o a una creencia?
¿A algún traje de terciopelo que dejamos tirado en alguna vida pasada?

Cuando interpreto que lo duro de la roca del templo es lo que me produce el placer y el displacer, mi prioridad va a ser Conservarla y rendirle repetitivo culto.
A veces para entender los límites nos los tenemos que creer o crear a fondo.

Lo que me consume en el patrón de estar en grandes limitaciones de la Energía es creer que es lo único que hay…

¿Porqué el Vacío nos da un supuesto estupor, un debido terror profundo y siniestro? ¿No lo experimentamos a cada momento cuando nos movemos, cuando caminamos?…preferimos agotar nuestras potencialidades en la repetición de un circuito.

Entramos a Libra (7 y 10 al mismo tiempo) en donde lo estético es de lo más imporante….Esa valoración que ya no es ni si quiera entre lo bueno y lo malo, mas bien entre lo liviano y lo pesado…el Equilibrio Perfecto, o mejor dicho, su búsqueda (no la certeza de su existencia), es lo que genera el movimiento: la película solo funciona cuando las fotos estáticas se mueven, eso genera la ilusión, aunque la pantalla siempre haya estado allí y siempre sea la misma, llámenla Conciencia, Cotideanidad o lo que se les antoje, pues el nombre de la palabra no tiene ningún valor diferente.

Es la desesperada necesidad por la película, por la telenovela, una adicción constante a la pantalla coloreada con personajes y el ruido.

El Silencio es la pantalla en blanco
que nunca se fue a ninguna parte.
En algunos toma el nombre de Dios, el Amado, en otros de Espacio…No sabemos nada más que una promesa de que encontraremos alguna información reelevante alli.

¿¡Seguimos “buscando” información!?

En un concierto el otro día una chica me dijo: “Vine a checar el dato, ya lo chequé y ya me fui”
Me resultó un comentario de lo más revelador.

Seguimos buscando el “Dato fundamental”que cambiará esta realidad que arduamente tratamos de evitar o negar porque debería, según nuestra humilde opionión personal, ser otra…porque ésta es enferma, injusta, intolerante o demasiado sana, demasiado chic, una joyita… en fin, la máscara que mejor encaje en nuestro ajuste de caja con la Realidad.

¿Sabes que es lo peor? (valga la incoherencia del lenguaje)

¡ QUE NI ESO ESTA MAL!
¡ Ni siquiera nuestra estupidez tiene valor alguno!

¿Para qué vivir entonces si no hay un comité de detectives
que pasan la vida observando nuestras acciones para dar cuenta
al Tribunal Kármico?

Si no importamos mas que una pequeña función matemática tan rara como los hábitos insignificantemente curisos del vecino?

¿Y si lo único que nos llevamos es todo lo que negamos
del momento presente? ¿Y si ni si quiera éso tiene un valor?

¿Y Si ya no nos angustia Conservar la vida porque nos damos cuenta de que estamos auspiciados por ella?
¿Sostenidos por la vida como flotando
sobre el fresco azul del mar caribe?

¿Y cuando además no anhelamos el anhelo
de anhelar ninguna otra cosa?

¿ Qué contrato, qué seguro de vida podrán hacernos firmar?

¿Qué nos van a querer vender despues de ésa Libertad Absoluta de no hacerse cargo o no generar carga de nada?…
Si ya de por si Peso es lo que traemos a la Tierra.

Toca el tiempo sin esfuerzo.

Si estar, es una decisión propia de la vida.

Ahora, como a su modo nos recuerda Virgina Woolf en su carta de despedida, no creamos que vida, es lo único que hay:

“To look life in the face, always, to look life in the face, and to know it for what it is…at last, to love it for what it is, and then, to put it away…”

Lo ven? Asi te deja el 6-9, crazy… te adoctrina con la experiencia.

Demos abrazos de despedida bien fuertes al 9…
Que no se vaya desapercibido, lo que nos enseñó a cada uno
de nosotros, aparentemente separados, no tiene nombre
y claramente….es invaluable.

T.